martes, 23 abril 2024

Publicidad

InicioEntrevistas“Hemos realizado una gran apuesta por el segmento de los grandes yates”

“Hemos realizado una gran apuesta por el segmento de los grandes yates”

Jose Luis Arrom es el actual General Manager del Club de Mar – Mallorca que ha renovado de forma reciente sus instalaciones

Jose Luis Arrom ocupa el cargo de General Manager del Club de Mar – Mallorca desde 2011. Se ha formado en Relaciones Laborales y especializado en Técnicas Tributarias y Asesoría Fiscal Internacional, Contabilidad Financiera y Analítica de Balances, así como en Dirección Financiera y Control de Gestión. En 2010 obtuvo el Máster Internacional en Administración Marítima Portuaria impartido por el International Maritime Business School. Es miembro y tesorero de la Junta Directiva de la Asociación de Clubs Náuticos de Baleares.

Desde que asumió su cargo como Director Gerente, ¿cuál considera que ha sido el logro más destacado del Club de Mar – Mallorca hasta la fecha?

Sin ninguna duda sería la prórroga de la concesión que nos otorgó la APB que es la Autoridad Portuaria de Baleares juntamente con Puertos del Estado, para continuar con la concesión 25 años más concretamente hasta 28 de febrero de 2044.

Fue el reto profesional más complejo y que con mayor dosis de esfuerzo y satisfacción que he podido experimentar en mi trayectoria profesional. La base legal para la obtención de la prórroga del plazo concesional fueron los artículos 82.2.c), 85, 88 y 90 del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (TRLPEMM), aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, en su redacción dada por el Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. 

El 8 de agosto de 2014 solicitamos la prórroga y el 18 de octubre de 2017 el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Baleares declaró el proyecto de interés estratégico y relevante, condición indispensable para la prórroga de la concesión autorizando a Club de Mar‐Mallorca la prórroga del plazo concesional. El 21 de noviembre de 2017 se publicó en el BOE nº 68548 la notificación de la resolución del otorgamiento de la concesión. 

Hablemos de la evolución del Club a lo largo de los años bajo su dirección. ¿Cómo describiría los cambios más significativos en la identidad y las actividades del club desde sus inicios hasta ahora?

El Club de Mar – Mallorca siempre ha llevado un rumbo y una inercia acorde con los principios básicos que le identifican: discreción, respeto a la tradición y excelencia, entre otros, por lo que realmente al no tener que introducir cambios en su base o raíz lo tuve muy fácil. Propuse meramente ajustes de modernización y actualización en los procesos administrativos y de gestión, en pocas palabras el core del CdM quedó intacto con mi entrada como director.

Estos pequeños ajustes han hecho que del Club de Mar – Mallorca sea más eficiente y eficaz. Uno de los trabajos que se ha iniciado y esperamos tenerlo plenamente desarrollado este año 2024 es el Plan Estratégico, con el que vamos a poder tomar decisiones estratégicas mucho más concretas y adecuadas a las necesidades de gestión y sobre todo de atención al usuario.

La sostenibilidad es un tema clave. ¿Cómo ha logrado equilibrar el compromiso del Club de Mar – Mallorca con la excelencia náutica y las prácticas ambientalmente responsables durante su gestión?

Entendemos que la mejor forma de actuar no es por la imposición de las modas o meramente por las necesidades estratégicas, sino cuando algo nace desde el convencimiento. Todo el personal del Club tiene incrustado en su ADN la vocación de excelencia y el respeto por el medio marino. Esa característica ha surgido gracias a las políticas de empresa que se han marcado desde siempre y con el firme compromiso de todos y cada uno de los equipos intervinientes. Las prácticas medioambientales son un claro ejemplo. Si no te lo crees, es muy complicado llevarlas a cabo de una forma eficiente y duradera. Desde el Club de Mar tenemos clarísimo que estas prácticas deben de existir y potenciarlas. 

¿Cuáles son los objetivos principales que tiene previstos el Club para los próximos años en términos de expansión, servicios o iniciativas nuevas?

Pretendemos consolidarnos en el ranking Top 10 a nivel mundial en cuanto a excelencia de nuestros servicios, promover con nuestro Yacht Club esa hermandad y estilo de vida que la gente de mar sabe apreciar. Buscamos que el socio del Club de Mar se sienta anfitrión y disfrute con su familia y amigos de las bondades de este magnífico proyecto, así como el usuario en general pueda experimentar una recalada con su embarcación y se sienta seguro con una buena atención. En definitiva, que quiera volver.

Por ello el club se va a dotar en los edificios de unos salones sociales multifuncionales, salas de conferencias de hasta 250 personas, espacios de reuniones más íntimas, piscina climatizada de 25 metros, guardería infantil con dos piscinas de diferentes profundidades y servicios de entretenimiento para los pequeños, gimnasio y spa, tiendas varias, supermercado y tiendas de efectos náuticos, restaurante de primer nivel internacional y bar de la marina, discoteca y en los amarres servicio de seguridad 24 horas mediante cámaras inteligentes, TV por cable, internet y wifi, suministro de combustible en todos sus amarres incluso los mas pequeños, servicio de recogida selectiva de basuras, retirada de aguas negras y grises en el puesto de atraque, todas las torretas están preparadas para la carga de embarcaciones eléctricas, 25 puntos de carga para coches eléctricos, etc.

¿Qué proyectos o iniciativas más destacables están actualmente en marcha o se están planeando para mejorar la oferta formativa y deportiva del Club?

Estamos analizando la posibilidad de solicitar formación reglada para poder impartir cursos con titulaciones oficiales. Con el tiempo nos hemos dado cuenta de que muchos de los alumnos o deportistas que pasan por nuestro club en los famosos cursos de verano, luego pretenden seguir capacitándose en el ámbito nautico-deportivo.

En la parte deportiva buscamos seguir potenciando los equipos de piragua y vela, pero de una forma menos masiva y de más calidad. En cuanto a las regatas de cruceros estamos iniciando alianzas con equipos y clases para poder albergar competiciones de alto nivel visual y técnico, no tan solo con embarcaciones clásicas -clase ya afianzada en nuestro Club- sino con embarcaciones de grandes esloras.

El Club de Mar – Mallorca se destaca por su compromiso con la preservación del medio ambiente. ¿Podría detallar algunas de las acciones específicas que se han implementado en este sentido durante su gestión y cómo han impactado en la comunidad local?

La implicación del Club con el cuidado y el respeto a nuestro entorno es, como he dicho antes, una de nuestras máximas. Tenemos las máximas certificaciones medioambientales disponibles, tanto obligatorias como voluntarias, como la EMAS de la Unión Europea. El año pasado conseguimos que la Illes Balears Clàssics, nuestra regata de barcos clásicos, fuera la primera de esta modalidad de vela en todo el mundo en compensar la totalidad de sus emisiones de gases de efecto invernadero según los criterios de la ONU. Nuestra intención de reducir el consumo de plástico se ha plasmado en la colaboración con la Fundación Cleanwave para la reducción de los envases de un solo uso. En la última edición de la Illes Balears Clàssics, instalamos un gran depósito de agua que surtía gratuitamente a tripulaciones y acompañantes para incentivar la reutilización de envases. Son solo algunos ejemplos de nuestra implicación con el cuidado de nuestro entorno.

Hablemos sobre la identidad del Club como epicentro social. ¿De qué manera el Club se integra en la comunidad y promueve actividades o eventos que involucren a residentes y visitantes en Palma de Mallorca?

Una de las finalidades máximas de los clubes náuticos es la promoción del deporte. Nuestro equipo de piragüismo cuenta probablemente con las mejores instalaciones de Baleares en la zona de Can Barbarà. Los palistas ya han conseguido victorias internacionales y nacionales y además contamos con una sección de paracanoe modélica para personas con algún tipo de discapacidad. Esta posiblidad les permite practicar deporte en medio del mar, con lo que eso supone para su integración y desarrollo personal. Por otro lado, nuestro compromiso con el patrimonio marítimo nos ha llevado durante los últimos años a organizar charlas a pie de pantalán para el público en general en las que durante la Illes Balears Clàssics un experto explica a los asistentes la historia de los magníficos barcos procedentes de todo el mundo que nos visitan esos días. Esa es una de las esencias de la regata: acercar a la gente al club para que descubran esas maravillosas joyas de la náutica y difundir así la importancia de su supervivencia.

¿Cómo percibe el papel del Club de Mar-Mallorca en el contexto más amplio de la Economía Azul en Mallorca y en la región mediterránea en general, y qué estrategias clave se están implementando en esta dirección?

La Economía Azul es uno de los principales ejes de desarrollo de Baleares. En el Club de Mar estamos convencidos de que se convertirá, si no se ha convertido ya, en un polo estratégico por la multipolaridad de actividades y grandes y pequeñas empresas que giran a su alrededor. Nosotros, aparte de integrar la náutica y los deportes náuticos en todos sus niveles, hemos realizado una gran apuesta por el segmento de los grandes yates. Con este fin hemos construido un nuevo pantalán, el muelle 8, destinado a embarcaciones de gran eslora, de hasta 170 metros. Una vez inauguradas las nuevas instalaciones, dispondremos de más de 70 amarres para barcos de entre 40 y 170 metros de eslora.

Hablando de la visión a largo plazo del Club, ¿podría compartir más detalles sobre las tecnologías sostenibles que planean implementar y cómo cree que impactarán en la operativa diaria del Club y en su relación con el entorno?

La reforma integral que estamos llevando a cabo en el Club de Mar nos ha permitido que la sostenibilidad y la preocupación por el medio ambiente sean los focos principales de todo el proyecto. Eficiencia, ahorro energético y autoconsumo son los tres conceptos que han marcado nuestro camino. Desde los 1.500 metros cuadrados de paneles solares que dotarán de energía al Club hasta la desaladora propia que nos suministrará de agua, todo está concebido en esos términos. Otro aspecto muy importante de estas tecnologías sostenibles es el diseño de los nuevos edificios, pensado para aprovechar al máximo la climatización natural tanto en verano como en invierno. Circuito de saneamiento por vacío, farolas LED que permiten variar la intensidad de la luz, política de plástico cero, etc. Cada detalle, cada equipamiento, cada dispositivo está ideado para ser eficiente y sostenible en el nuevo Club de Mar.

NOTICIAS SIMILARES

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad.

Noticias Destacadas

Otras noticias