€0,00

No hay productos en el carrito.

domingo, 26 mayo 2024

Publicidad

€0,00

No hay productos en el carrito.

InicioRSCExposición de arte en Puerto Banús que fomenta la protección de la...

Exposición de arte en Puerto Banús que fomenta la protección de la naturaleza y medioambiente

‘My Garden Secret’ del artista Arne Quinze conciencia sobre problemas ambientales graves provocados por el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales

Exposición de arte en Puerto Banús que fomenta la protección de la naturaleza y medioambiente

Durante cuatro meses, Puerto Banús ha hecho posible en Marbella que se pueda contemplar la exposición temporal ‘My Garden Secret’ del artista belga Arne Quinze. Se trata de una muestra de esculturas que se compone de seis piezas en acrílico sobre aluminio que rinden homenaje a la naturaleza.

De esta manera, Puerto Banús se une a ciudades como París, Shanghai, Beirut o Washington D.C., que han expuesto las obras de este artista plástico que quiere llamar la atención con esta muestra expositiva sobre los problemas ambientales más graves provocados por el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales que actualmente se enfrenta nuestra sociedad.

La relevancia de esta exposición en Puerto Banús tiene una enorme proyección tanto nacional como internacional, ya sea por lo que significa la obra de Arne Quinze a nivel artístico como también por el componente reivindicativo y de advertencia medioambiental que supone admirar sus grandes esculturas que se fluyen en el espacio público donde se ubican, que en el caso de Puerto Banús, se mezcla constantemente con el ambiente marino que supone un puerto deportivo referente como el nuestro.

La temática que engloba esta exposición así como el marco incomparable en el que han estado expuestas las diferentes esculturas, han propiciado que se convierta un evento único a nivel nacional, ya que se trata de una exposición que en España solo ha estado visible en Valencia, concretamente en la Ciutat de les Arts i les Ciències, por lo que se ha convertido en un evento único muy importante para Marbella, Málaga y Andalucía.

Además, Puerto Banús apuesta por este tipo de expresión artística que reivindica la dinamización del espacio público y su uso como un gran escenario donde puedan interactuar los viandantes con las obras y el propio puerto deportivo. Esto hace que haya sido mucho más oportuna la exposición del jardín secreto de Arne Quinze en este lugar privilegiado de la Costa del Sol, ya que el escultor aborda el proyecto desde la apropiación del paisaje urbano para estimular la imaginación del paseante, respondiendo así a un entendimiento del arte y de la cultura como servicio público.

El artista plástico belga también quiere llamar la atención con esta muestra expositiva sobre los problemas ambientales más graves provocados por el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales que actualmente se enfrenta nuestra sociedad. Y esta cuestión para Puerto Banús y nuestro compromiso constante con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, se convierte en un motivo más que suficiente de concienciación para que apoyemos eventos culturales y artísticos de este tipo.

“Queremos que se identifique Puerto Banús como una galería emergente de arte casual y comprometido que mantiene sus puertas abiertas constantemente a los visitantes para que a través del arte y la cultura, se visibilicen emociones y se trate de concienciar a la sociedad de que es posible entre todos, conseguir un mundo más justo, sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente”, aclaran desde el puerto deportivo marbellí.

Por todos estos motivos, la inauguración contó con gran respaldo institucional de las diversas administraciones presentes en la provincia de Málaga, ya que son varios los protagonistas estratégicos que se mezclan para hacer única esta exposición ‘My Garden Secret’ de Arne Quinze en Puerto Banús: el mar y la vida marina, el respeto hacia él y su cuidado, así como el de las especies que lo habitan, el puerto y la náutica, la luz del mediterráneo, el espacio público y urbano de un encalve privilegiado, y el arte y la cultura viva en la calle para que los ciudadanos de a pie puedan disfrutarla.

Sobre esto último, Juan Núñez, CEO de Puerto Banús, ha manifestado que “queremos ser la extensión de la ciudad de Málaga en el camino que emprendió en convertirse en capital de la cultura y el arte de Europa. Por ello, uno de nuestros objetivos es transformar Puerto Banús en un espacio escénico, una galería de arte, un espacio de cultura”. “Nuestro compromiso de desarrollo sostenible, además queda reflejado en esta exposición en la que el artista está concienciando con todas las problemáticas urbanas y de contaminación, así como por la importancia del cambio climático”.

De hecho, las esculturas de Arne Quinze nacen después de numerosos encuentros personales con la belleza desenfrenada de la naturaleza. Simbolizan su reflexión sobre las crecientes diferencias actuales entre la diversidad de la naturaleza y la expansión en curso de las ciudades monótonas. El artista reclama un diálogo profundo entre la naturaleza y la cultura en el desarrollo de nuestra sociedad moderna.

En la actualidad, el arte participa con energía de la dinámica de las ciudades formando parte activa del día a día de sus habitantes. Desde la antigüedad, pasando por las diferentes culturas y civilizaciones que han configurado la historia, el arte ha jugado un papel fundamental en la fisonomía de las ciudades. Ha servido para conmemorar efemérides, reivindicar valores, representar personajes y escenarios o simplemente embellecer y provocar el deleite de los ciudadanos.

Así, con la intención de aproximar a los ciudadanos las últimas tendencias artísticas de creadores contemporáneos, tanto nacionales como internacionales y debido al firme propósito de divulgar la cultura, Puerto Banús saca el arte de las salas de exposición, y lo lleva al entorno público, reivindicando el concepto de museo al aire libre en uno de los enclaves turísticos de lujo más representativos de Europa.

El artista describe con esta exposición a la sociedad como un ecosistema coherente e intacto, una muestra de la naturaleza, que es su principal inspiración. De esta manera, las esculturas e instalaciones exigen la conservación de la diversidad y el pluralismo, y la experimentación y la fertilización cruzada. Esta es una clara acusación de la tendencia actual hacia los monocultivos y las relaciones agrias.

De hecho, el artista desafía literalmente a los monocultivos. Con su jardín como modelo a escala, una explosión de vida con el esplendor desenfrenado de las flores, la búsqueda de la variación y la diversidad es tanto una declaración como un leitmotiv que recorre su obra. El hecho de que ya se haya destruido el 30% de la flora y fauna existente desde el nacimiento de Quinze en 1971, le resulta aborrecible. “Es de interés para todos proteger y restaurar los ecosistemas”.

Por este y otros motivos, Puerto Banús tiene el firme compromiso de servir como escaparate del arte contemporáneo internacional, de acercar el arte y la cultura a todos sus visitantes, especialmente con obras que contribuyen a enaltecer y poner en valor la importancia de la naturaleza y la preservación del entorno. Cada escultura de Quinze aborda la rica diversidad de formas, estructuras y colores que se encuentran en el Planeta -reino de las plantas-, donde se reclama un diálogo profundo entre la naturaleza y la cultura en el desarrollo de nuestra sociedad moderna.

“Es importante que la gente se conciencie de tener más cerca la naturaleza”, destacó Arne Quinze en la inauguración. Juan Núñez por su parte, manifestó que “hemos sido siempre un referente en materia de moda, naútica y deportiva, trabajando en los últimos años en el desarrollo de una división más medioambiental y proteccionista del planeta”.

NOTICIAS SIMILARES

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad.

Noticias Destacadas

Otras noticias