€0,00

No hay productos en el carrito.

domingo, 26 mayo 2024

Publicidad

€0,00

No hay productos en el carrito.

InicioEntrevistas“Nos encantaría que la ciudadanía interactuara más con los clubes”

“Nos encantaría que la ciudadanía interactuara más con los clubes”

Miguel Pereira es el actual presidente del Liceo Marítimo de Bouzas que además ha sido campeón de España de remo en varias ocasiones

“Nos encantaría que la ciudadanía interactuara más con los clubes de la ciudad”

Miguel Pereira Barreiro nació en Chapela en mayo de 1970. Ha practicado deportes náuticos desde el año 1984, iniciando su actividad en el Liceo Marítimo de Bouzas como patrón de remo en banco móvil, pasando al Real Club Náutico de Vigo (RCNV) donde consigue en el año 1988 ser campeón de España en 8+ y subcampeón de España en 4+ en el mismo año. Ha sido preolímpico en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y ha vuelto a conseguir sumar dos campeonatos de España más en la categoría de 8+ y otro en 4+, estos últimos en la categoría de veteranos.

Su pasión por el mar y los deportes náuticos, le ha mantenido siempre ligado a diferentes clubes de la Ría de Vigo y su extrarradio, pero muy especialmente al Liceo Marítimo de Bouzas, al que pertenece como socio ininterrumpidamente en este segundo periodo desde el año 1999.

¿Cuál es su visión general de cómo el Liceo Marítimo de Bouzas ha evolucionado desde su fundación en 1907 hasta el día de hoy?

El club comenzó su actividad en el año 1907 y en aquel momento su actividad estaba enfocada a dinamizar la vida social de Bouzas celebrando cenas y bailes, que según las crónicas del momento, obtenían una gran afluencia y éxito.

Durante los siguientes años, el club fue cambiando de sede, siempre en la villa de Bouzas, en la que las fiestas de carnaval, fin de año, presentación en sociedad de las niñas cuando cumplían la mayoría de edad… seguían teniendo un gran éxito y una fenomenal acogida entre los vecinos de Bouzas y Vigo.

Luego llegó la actual sede, donde la vida social seguía manteniendo el éxito al que se le sumaba el éxito de los deportistas de vela, remo, buceo y pesca, además de billar, campeonatos de cartas, dominó, cesta… todos conviviendo en una total armonía.

La falta de relevo generacional, la apertura de gimnasios, asociaciones vecinales y la posibilidad de realizar nuevas actividades sin tener que mantener una cuota social, todo esto sumado a la crisis, provocó que como casi todos los clubes, tuviéramos que soportar una gran pérdida de socios. Los que pudieron capear el temporal hemos podido resistir y otros han tenido peor suerte, teniendo que cerrar sus puertas. En nuestro caso, pese a las muchas dificultades que hemos tenido, se pudo capear con esfuerzo y alguna que otra aportación económica por parte de la masa social. Con la modernización de la marina y varadero, el Liceo marítimo de Bouzas, ha sabido encontrar su hueco dentro de la náutica, siendo en la actualidad, los servicios náuticos una gran fuente de ingresos, que consiguen que el Liceo sea ahora un club saneado, sin deudas, con una actividad deportiva en crecimiento, y con una valoración y respuesta muy positiva en cuanto a participación en todos los eventos náuticos que desde el club se lanzan.

¿Qué le motivó a involucrarse en el ámbito náutico y deportivo como presidente del club?

La motivación vino generada por que consideraba que el Liceo Marítimo de Bouzas, necesitaba realizar un cambio de rumbo y hacer honor a su nombre, Liceo y marítimo. Nunca ha formado parte de mis planes a lo largo de mi trayectoria en el club, ser presidente de la entidad, pero el camino que se le estaba dando al club y la situación económica que se nos presentaba en las asambleas, me animó inicialmente a formar un frente que consiguiera corregir lo que en una gran mayoría considerábamos que había que cambiar, que finalizó en presentación de candidatura y un resultado que me proclamó vencedor con un resultado de victoria aplastante. 

Como presidente con discapacidad, ¿cómo aborda los desafíos y oportunidades de liderar un club náutico y promover la inclusión?

Esta opción está siempre presente en mi cabeza y desde que soy presidente del LMB he tratado de hacer más accesible todas las instalaciones del club, porque la movilidad reducida, con el paso de los años a todos nos afecta de algún modo. En estos momentos el club está realizando obras de mantenimiento en las que se va a incluir la mejorar de accesibilidad a vestuarios y en breve a los pantalanes 6, 7 y 8, con la instalación de una rampa que reducirá considerablemente las pendientes de la bajamar. Otro gran reto es la implantación de ascensor en la sede social, pero su alto coste y las pocas ayudas que encontramos, aún nos supone un gran gasto que no es posible soportar. Seguiremos trabajando, para poder conseguirlo.

El LMB es conocido por promover la náutica deportiva inclusiva. ¿Cómo ha influido su experiencia personal en esta iniciativa?

Colaboramos con la Real Federación Gallega de Motonáutica, que está realizando un gran trabajo con el deporte inclusivo y en todos los eventos que nos proponen la respuesta es siempre la misma, porque ya cuento con mi total implicación para aportar con mi tiempo lo que necesite ese evento, para que el LMB pueda colaborar. 

La náutica deportiva inclusiva es una parte fundamental de la filosofía del Liceo Marítimo de Bouzas. ¿Cómo considera que la inclusión en la náutica ha enriquecido la experiencia de los socios y visitantes del club?

En este aspecto aún no hemos notado crecimiento, porque las mejoras las estamos comenzando a realizar ahora. Si que hemos notado por parte de otros clubes que trabajan por el deporte inclusivo, que cuentan más con el Liceo para colaborar con estas acciones y eso a mis compañeros de junta directiva y a mí, nos satisface enormemente. Tenemos que tratar de normalizar la actividad inclusiva hasta conseguir que se vea como otra actividad más, y en eso estoy muy implicado.

¿Cómo describiría la importancia de las actividades culturales, como charlas y presentaciones de libros, en la vida del club?

Como te comentaba al principio, el Liceo tenía que realizar un cambio de rumbo, tratando de hacer honor a su nombre, Liceo y Marítimo que se estaba abandonando. Se había abandonado la actividad cultural totalmente y lo deportivo se estaba desatendiendo.

Desde nuestra llegada, las actividades sociales van en aumento año tras año y tanto las deportivas como las culturales, han aumentado en número y participación, debido al gran paso dado en lo referente a calidad organizativa, que es conseguido gracias al trabajo de toda la junta directiva que colabora en la organización y en conseguir espónsor que ayudan a aumentar la calidad de las actividades deportivas y culturales.

¿Cuáles son los aspectos más destacados de las instalaciones y servicios náuticos que ofrece el club?

En el año 1965, en asamblea de socios, se aprobó la construcción del edificio social que en la actualidad aún ocupamos y que inaugurado en 1971. Entonces también se aprobó que el nombre del club pasaría a ser de Liceo artístico e instructivo a Liceo Marítimo de Bouzas, pues el edificio se construía en la dársena de Bouzas sumando a las exitosas opciones sociales, la opción de fondeo de embarcaciones y deportes náuticos para los más jóvenes.

Con el paso del tiempo, de las escuelas del Liceo, saldrían campeones y olímpicos en vela, remo, pesca y buceo, además de regatistas oceánicos aún en activo a día de hoy, como Enrique Cameselle, los hermanos Pérez Canal en vela, Juan Zunzunegui, Baltasar Márquez, Miguel Pereira en remo, Horacio de la Campa en buceo, Antonio Clavero en pesca y un largo elenco de campeones que se han formado y que han participado en infinidad de competiciones, bajo la grímpola del club.

¿Qué proyectos futuros tiene el LMB, particularmente en relación con la construcción de una sede dedicada a la vela?

Desde el año 2019 que asumí la presidencia del club, hemos puesto mucho empeño en volver a recuperar la actividad en la escuela de vela, que hasta ese momento se realizaba por una empresa ajena al club, que tenía otras pretensiones y estas no eran fomentar el deporte de la vela. Gracias a nuestro trabajo, se está creciendo en número de adultos y niños que practican vela crucero y vela ligera en el club, pues además de mejorar instalaciones, hemos adquirido una embarcación crucero, con la que poder ofrecer a socios y no socios, la posibilidad de practicar el deporte de la vela en diferentes niveles. Alumnos de la escuela de vela crucero, han tenido la oportunidad de participar en el mundial de J80 que este año se ha celebrado en aguas de la ría de Vigo, y la verdad, han obtenido un excelente resultado a pesar de la poca experiencia que tenían en el mundo de la competición a nivel mundial.

Hemos conseguido ser beneficiados con una subvención que nos ofrece la posibilidad de reformar la zona de la escuela de vela, y esperamos dar otro gran salto de calidad con esta mejora.

¿Cómo ve la relación entre las actividades náuticas y la vida social en el club?

En cada propuesta que lanzamos, sabemos cuál va a ser el perfil de usuario que va a responder, aunque tratamos de realizar eventos en donde todos puedan disfrutar de un amplio abanico de experiencias. Las rutas en barco que organizamos para visitar las islas de las rías bajas, por ejemplo, agrupan a propietarios de embarcaciones que podrían visitar las islas cuando lo deseen, con socios y no socios que no tienen embarcación o participan en actos sociales. Lo importante es no dormirse y lanzar propuestas, que según el éxito que obtengan, tendremos que seguir dando continuidad, modificar o no volver la lanzar. De momento mantenemos un rumbo acertado.

¿Cuál es el impacto de la ubicación del Liceo Marítimo de Bouzas en la Ría de Vigo en las actividades del club?

El Liceo Marítimo de Bouzas es el club vicedecano de la náutica gallega y cada vez que lanzamos una propuesta desde el club, su aceptación es cada vez mayor. Llevamos dos años, en el que estamos superando el número de participantes en cada una de las regatas que organizamos, que están recogidas dentro del calendario de la Real Federación Gallega de Vela. Ya tenemos novedades preparadas para las regatas del año 2024.

¿Cómo ve el futuro del LMB y su contribución a la comunidad náutica y cultural en la región?

No podemos olvidar que el LMB es el club más antiguo de Vigo con 126 años y que además también es el vicedecano de la náutica gallega, y como gran reto desde que dirijo el club y que los compañeros de junta directiva apoyan, nos encantaría que la ciudadanía interactuara más con los clubes de la ciudad y conseguir que no se viva tan de espaldas a la estupenda ría que tenemos y la actividad náutica que se genera, y que sean partícipes con las posibilidades de disfrutar de ella aprovechando las múltiples opciones que ponemos a su disposición. Disfrutar de muchas actividades que ponemos en marcha, hoy en día es posible, aunque no seas socio de la entidad.

¿Qué mensaje le gustaría transmitir a los miembros del club y a quienes estén interesados en unirse a esta comunidad náutica tan especial?

Somos un club muy familiar, donde la mayor importancia se la damos al bienestar de los usuarios, tanto social como a los socios y usuarios de la marina. Recibir una mayor participación en cada evento que realizamos, es la mejor recompensa que podemos obtener, para seguir trabajando por mantener al Liceo Marítimo de Bouzas en el lugar que le corresponde.

NOTICIAS SIMILARES

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad.

Noticias Destacadas

Otras noticias