€0,00

No hay productos en el carrito.

lunes, 17 junio 2024

Publicidad

€0,00

No hay productos en el carrito.

InicioSostenibilidadPort de Pollença apuesta por la la recuperación medioambiental de su bahía

Port de Pollença apuesta por la la recuperación medioambiental de su bahía

Este anteproyecto presentado en el RCNPP es el paso previo a la solicitud de fondos europeos para emprender las acciones que se requieren para llevarlo a cabo

El Real Club Nàutic Port de Pollença (RCNPP) ha acogido hoy la presentación del anteproyecto para la recuperación de la Bahía de Pollença, documento que ha de servir de base a las autoridades municipales para la solicitud de fondos europeos, nacionales y regionales que permitan financiar las acciones que se requieren para la regeneración de este paraje natural del norte de Mallorca.

La elaboración de plan de actuación, que diagnostica la problemática de la Bahía de Pollença y propone soluciones realistas, ha sido posible gracias al impulso de la sociedad civil, representada en la Asociación para la Defensa del Port de Pollença (ASDEPP), los vecinos de la localidad, el RCNPP y la Asociación Hotelera de Pollença, y a la financiación de la Fundación Sa Nostra, Caixa de Balears, con el apoyo de Caixa Bank, y la Fundación Guillem Cifre de Colonya, de Caixa Colonya Pollença.

Mateu Dupuy, presidente del RCNPP, ha agradecido la implicación de todas las entidades que han hecho posible no sólo la denuncia del deterioro medioambiental de la Bahía de Pollença, sino también la propuesta de una solución “ambiciosa pero realista”.

“Estoy convencido de que el Ayuntamiento de Pollença conseguirá los fondos europeos para recuperar nuesta querida bahía y, en definitiva, para mejorar el municipio”, ha declarado Dupuy.

Antonio Borregón, vicepresidente de la consultora Azierta, empresa especializada en ciencias de la vida y autora del anteproyecto, ha estimado en unos 20 millones de euros la cantidad necesaria para la recuperación de la Bahía de Pollença, si bien ha indicado que lo más urgente es la “monitorización y digitalización del ciclo del agua”, a fin de controlar en tiempo real las agresiones que sufre la zona.

Azierta propone, en este sentido, que el Ayuntamiento de Pollença solicite, en un primer momento, financiación para el desarrollo de un centro de control del ciclo del agua a través de un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) dotado con seis millones de euros. El plazo para acceder a estas ayudas europeas concretas termina a mediados del mes de febrero.

El anteproyecto presentado hoy incluye el 70% de los requisitos necesarios para entrar en la convocatoria; el resto deberá ser cumplimentado por el Ayuntamiento. El alcalde de Pollença, Andrés Nevado, ha asegurado que el consistorio “está dispuesto a utilizar esta herramienta para poner en marcha la recuperación de la Bahía”.

20 Millones para una recuperación total

Antonio Borregón se ha mostrado “optimista” sobre la culminación de los objetivos del anteproyecto y ha aseverado que la mejora de la Bahía de Pollença se podría apreciar en un plazo breve, dadas las características de la contaminación que recibe desde tierra, vinculada principalmente a los vertidos de aguas residuales.

“Hay una regeneración marina que se activará rápidamente, en cuanto se corrija este castigo mediante la mejora de la red de aguas residuales y del sistema de depuración y tratamiento de las aguas regeneradas, pero habrá zonas donde eso no ocurrirá. En ese punto, el trabajo consistirá en identificarlas y realizar una labor de recuperación de la materia orgánica depositada en el fondo marino, que es uno de los principales problemas que hemos detectado”.

Por su parte, Miguel Mayrata, presidente de ASDEPP, se ha mostrado partidario de que el consistorio reclame también al Govern balear fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITE) para el desarrollo del plan elaborado por Azierta. A su juicio, el objetivo de revertir la situación medioambiental de la Bahía de Pollença encaja perfectamente en la filosofía de la conocida popularmente como ecotasa. “El anteproyecto aglutina toda la información disponible sobre el estado de la zona y aporta soluciones”, ha manifestado Mayrata, quien ha reconocido que “la actividad humana ha conllevado un proceso de degradación” que ahora hay que corregir. “La buena noticia es que la situación no es irreversible y que estamos a tiempo de actuar”.

NOTICIAS SIMILARES

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad.

Noticias Destacadas

Otras noticias